Precaución con el Tiempo de Pantalla

 

El tiempo de pantalla es un término usado para las diversas actividades realizadas frente a pantallas de: celulares, computadores, notebooks, Ipads, Iphones, tablets, televisores, etc.

Mediante la internet podemos acceder a un mundo de posibilidades de información y entretenimiento, pero también a situaciones que amenazan la seguridad o la privacidad.

Hay que preparar a los menores para que sepan lo que no se puede hacer en la Red y reconozcan las acciones ilegales propias y ajenas.

12 principales riesgos a los que se pueden enfrentar y especialmente los niños y adolescentes por internet son:

1. Los niños y jóvenes que permanecen horas delante de las pantallas corren el riesgo de aislarse y tener problemas en sus relaciones sociales.

2. En general a los niños o jóvenes que pasan más de 3 horas del día frente a una pantalla les resulta más difícil conciliar el sueño en la noche y dormir bien.

3. La publicidad de algunas páginas web puede contener imágenes con alto contenido sexual o con ideas nocivas para los menores como el consumo de sustancias adictivas (licor, cigarrillos).

 4. El acceso a contenidos o imágenes no adecuadas ya sea de manera intencional o por equivocación, especialmente las pornográficas pueden estimular negativamente los pensamientos, actitudes y conductas sexuales.

5. Existen estafas en Internet con incentivos, como aparatos de tecnología o dinero que pueden inducir a transmitir datos personales como el número de teléfono o de las tarjetas de crédito.

6. Existen infinidad de virus que se encuentran en páginas web y se instalan en el ordenador automáticamente y que pueden robar datos e información guardados en el dispositivo.

7. El sedentarismo por el abuso de las pantallas puede provocar graves problemas de salud, como obesidad infantil, trastornos oculares o lesiones en el cuello y la columna vertebral.

 

8. El uso de juegos de pantalla puede causar contusiones en los tendones extensores del pulgar, una lesión que puede ascender hacia la muñeca y provocar dolor crónico.

9. El acceso a chats en línea con otros usuarios puede poner a los niños en contacto con personas que buscan víctimas para llevar a cabo un acoso sexual, y que intenten entablar una relación de amistad para conseguir que el menor les envíe fotos de carácter erótico.

10. Hay que tener especial cuidado con lo que se conoce como sextorsión, chantajes que utilizan las imágenes y vídeos personales conseguidos fingiendo una amistad, para forzar a la víctima a que mande material pornográfico o entregue dinero, bajo la amenaza de difundir las imágenes íntimas entre sus conocidos.

11. Otro de los abusos que se pueden producir en Internet es el grooming, que consiste en que un pederasta o acosador sexual emplea un perfil falso para entrar en contacto con niños o adolescentes en las redes sociales y obtener datos, imágenes, o incluso las claves de acceso de las cuentas de los menores. Con ello consigue hacer un chantaje amenazando con hacer pública toda la información que ha ido consiguiendo si no se cumplen sus deseos.

12. El ciberbullying es otro de los graves riesgos de Internet para los niños y jóvenes, es el acoso por parte de una persona que pretende destruir su autoestima mediante la utilización de los medios tecnológicos.

Para disminuir el tiempo de pantalla:

disminuir el tiempo de pantalla:
disminuir el tiempo de pantalla:

– Retire la televisión o la computadora de la alcoba de su hijo.

– Qu no vean televisión durante las comidas o cuando hacen tareas.

– No permita que su hijo coma mientras ve televisión o usa la computadora.

– NO deje la televisión encendida como ruido de fondo. En vez de esto, encienda la radio o no tenga ningún ruido de fondo.

– Decida qué programas mirar por adelantado. Apague el televisor cuando los programas hayan terminado.

– Sugiera otras actividades, como un juego familiar de tablero, un rompecabezas o salir a dar una caminata.

– Lleve un registro de cuánto tiempo se pasa frente a una pantalla. Trate de pasar la misma cantidad de tiempo estando activo.

– Sea un buen modelo como padre de familia, disminuya su propio tiempo frente a la pantalla a dos horas por día.

– Si le resulta difícil no tener el televisor encendido, ensaye usando la función para dormir de manera que se apague automáticamente.

– Rete a su familia a pasar una semana sin mirar la televisión o realizar otra actividad de tiempo de pantalla. Encuentre actividades para hacer con su tiempo que lo lleven a moverse y quemar energía.

Fuentes:

https://www.researchgate.net/publication/256822872_Children_Adolescents_and_the_Media_Health_Effects

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: