Los Anticuerpos contra el Covid-19 podrían durar solo 2 o 3 meses

Los Anticuerpos que desarrollan algunas personas tras superar el Covid-19 y que les confieren inmunidad frente a una nueva infección por coronavirus podrían durar solo 2 o 3 meses, sobre todo en personas asintomáticas, según un estudio.

Son muchas las dudas aún sobre la inmunidad frente al Covid-19 que puede conferir haber padecido y superado la infección por coronavirus y sobre cuánto tiempo duraría.

Anticuerpos covid

Los resultados de un nuevo estudio realizado en China, han mostrado que al cabo de tan solo 2 o 3 meses los Anticuerpos neutralizantes del Covid-19 (que protegen contra una reinfección) disminuyeron hasta niveles casi imperceptibles en el 40% de las personas asintomáticas y en el 13% de las que sí habían presentado síntomas del Covid-19. Aunque eso no quiere decir que la inmunidad frente al coronavirus desaparezca, ya que también depende de otros factores.

 

Los autores de la investigación hicieron test de Anticuerpos a 37 personas que se habían recuperado de la enfermedad en el distrito de Wanzhou – China, y a otras 37 que habían dado positivo en las pruebas para detectar el Covid-19 pero que nunca experimentaron síntomas, y comprobaron que unas 8 semanas después de recuperarse, los Anticuerpos cayeron a niveles imperceptibles en el 40% de los individuos asintomáticos y en el 13% de los que habían tenido síntomas.

 

Se trata de una de las primeras investigaciones para determinar cuánto tiempo dura la inmunidad adquirida tras contraer la infección por coronavirus, porque esto también podría dar pistas sobre la eficacia de una futura vacuna.

 

Una de las incógnitas que aún no se han despejado es si los bajos niveles de Inmunoglobulinas = Anticuerpos, incluso los imperceptibles, son suficientes para proteger contra el Covid-19, aunque algunas investigaciones sugieren que hasta los bajos recuentos de Anticuerpos neutralizantes potentes podrían ser suficientes para prevenir una nueva infección, al igual que las células T y las células B del sistema inmune.

 

Los autores del estudio, analizaron 2 tipos de Anticuerpos: la Inmunoglobulina G (Ig G) y la Inmunoglobulina M (Ig M). Nuestro organismo, en general, produce primero Ig M en respuesta a una infección viral, mientras que Ig G se desarrolla a lo largo de más tiempo, lo que significa que la Ig G suele ser un mejor indicador de la inmunidad a largo plazo. En este estudio, 7 personas del grupo asintomático y 6 del grupo sintomático no dieron positivo en las pruebas de Anticuerpos Ig G entre 3 y 4 semanas después de haber sido expuestos al Covid-19. E incluso otros participantes no tenían niveles detectables de Ig M. En solo 8 semanas, los niveles de Ig G se habían reducido en todos los individuos que al principio presentaron niveles detectables, excepto en 3 de ellos.

Se produjo una disminución media del 71% para el grupo asintomático y del 76% para el grupo sintomático; algunos de los participantes ni siquiera tenían Ig G detectable, y los que habían presentado síntomas empezaban con niveles “Significativamente más altos”, según la investigación. Sin embargo, todos ellos aún tenían otro tipo de anticuerpo que neutraliza la proteína de espiga del coronavirus, aunque sus niveles también disminuyeron.

 

Es importante destacar que los Anticuerpos no son la única herramienta del cuerpo humano para luchar contra un virus, ya que también emplea células T para eliminar al patógeno y células B para producir rápidamente nuevos Anticuerpos. Y en este estudio no se midió ninguna de ellas.

 

Se sabe, además, que la inmunidad que producen otros coronavirus como los que causan el catarro común dura menos de 1 año, o incluso solo unos meses en algunos casos. Por ello, resulta clave averiguar todo lo posible sobre las respuestas inmunes naturales de los humanos frente al Covid-19 porque ayudaría a comprender cómo podría funcionar una vacuna.

 

El Dr. Anthony Fauci, Director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, afirmó “Si el cuerpo humano es capaz de crear una respuesta inmunológica para eliminar el virus de una infección natural, es una excelente prueba de concepto para decir que se va a crear una respuesta inmunológica en respuesta a una vacuna. Por el contrario si los infectados que se recuperan del Covid-19 no desarrollan una potente respuesta inmunológica, esto podría ser una mala noticia con relación a la eficacia de una vacuna contra el Covid-19, para toda la población.”

 

Fuente informativa: Nature

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: