Aumento de Cáncer en el Mundo

Cancer en el mundo

El cáncer podría aumentar un 60% en las próximas dos décadas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pronostica un importante incremento de enfermos de cáncer para 2040: más de 30 millones. Más de 7 millones de muertes podrían evitarse con campañas preventivas frente al tabaquismo o la obesidad.

Con base en los datos históricos de morbimortalidad mundial, la OMS tiene la hipótesis que si las tendencias actuales continúan, en el año 2040 entre 29 y 37 millones de personas en todo el mundo se les diagnosticará un cáncer.

En 2019 padecieron esta enfermedad más de 18,1 millones de personas, lo que implica que en dos décadas la incidencia aumentará al menos un 62%. 

Estos datos proceden del Informe Mundial sobre el Cáncer: investigación para la prevención del cáncer publicado por la OMS junto con la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC).

El cáncer con mayor incidencia el mundo es el de pulmón, con un 11,6% de todos los casos diagnosticados, seguido del cáncer de mama (un 11,6%) y el cáncer colorrectal (un 10,2%).

Respecto a las causas de muerte, el de pulmón es el más letal (18,4% de todos los fallecimientos), seguido del cáncer colorrectal (9%) y de estómago (8,2%).

No obstante, el tipo de cáncer más común varía entre los países. Por ejemplo, en aquellas zonas geográficas con muy bajos recursos es más frecuente el cáncer de cérvix o cuello uterino y el sarcoma de Kaposi, por la falta de vacunación contra el papiloma.

El 67% de los futuros enfermos que la OMS pronostica para 2040 pertenecerán a países con bajos y medios ingresos. El informe lo que manifiesta es la gran desigualdad que se da entre países pobres y ricos tanto en la detección del cáncer como en el tratamiento y por tanto en el caso de muertes. Estas diferencias suceden por la falta de campañas de prevención y por el sistema deficiente de atención sanitaria: en el 90% de los países ricos esa atención está proporcionada por sistemas sanitarios públicos, frente al 15% de los países con bajos recursos.

Invertir en servicios esenciales y campañas de prevención, que incidan en la vacunación de la hepatitis B y el papilomavirus, el abandono del tabaquismo  (responsable del 25% de las muertes por cáncer) y el alcohol, o la lucha contra la obesidad, podrían evitar 7,3 millones de muertes por esta enfermedad entre 2020 y 2030 en todo el mundo.

Hay que tener presente que en la actualidad el cáncer es la causa del 30% de las muertes entre los adultos entre 30 – 69 años por enfermedades no transmisibles o contagiosas. Por ello, esa inversión, según la OMS, no solo se traduciría en menor mortalidad, también beneficiaría la economía de todos los países, pobres y ricos.

El cáncer generalmente mata a las personas de mediana edad, ciudadanos que contribuyen a la riqueza económica, dado que se trata de trabajadores calificados o que proporcionan a los jóvenes formación y empleo y cada caso de cáncer que no ocurre implica una reducción en los servicios de salud disponibles que contribuye a una mejor atención de aquellos enfermos que sí lo necesitan.

Referencia informativa: world health organization

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: