El Ayuno es Saludable

El Ayuno es Saludable

La epidemia de obesidad, incluida la infantil, se produjo en los últimos 40 años con el patrón de alimentación de 3 comidas al día más las meriendas. Si las personas pueden evitar comer en exceso omitiendo alguna comida, una vez que se adapten a eso solo puede ser algo bueno para su salud.

El ayuno ha demostrado durante años ser una estrategia no farmacológica eficaz para contrarrestar algunas de las dolencias modernas más arraigadas, desde las enfermedades cardiovasculares y el cáncer hasta la diabetes y la disminución de las capacidades mentales.

El obstáculo fue que esta evidencia se derivaba principalmente de estudios en ratones, lo que significaba que el ayuno intermitente seguía siendo un campo de investigación interesante. Pero esto ha cambiado con la publicación reciente de algunas investigaciones pequeñas pero prometedoras que muestran resultados positivos del ayuno en humanos.

Actualmente el ayuno es la dieta más ampliamente adoptada en los menores de 34 años en los Estados Unidos.

El “ayuno intermitente” es un término útil para describir una amplia variedad de regímenes. El régimen de ayuno más popular es, sin duda, la dieta 5 : 2, en la que los participantes se limitan a aproximadamente 500 – 600 calorías 2 días a la semana, pero comen como lo harían normalmente durante los 5 días restantes. Otros regímenes comunes incluyen alimentación restringida en el tiempo (consuma una cantidad estándar de calorías, pero solo dentro de un marco de tiempo limitado), ayuno de días alternos (no comer nada un día, luego lo que quiera al siguiente) y ayuno periódico (abstenerse de comer) y bebidas que contienen energía para días continuos, que a veces se extienden hasta 3 semanas).

La evidencia clínica al parecer es más sólida para las dietas periódicas de ayuno y semiayuno utilizadas para tratar problemas específicos, que incluyen obesidad, colesterol alto, presión arterial alta, inflamación (proteína C reactiva), triglicéridos altos y glucosa / metabolismo en ayunas síndrome. La otra gran ventaja de una dieta periódica de ayuno o que imita el ayuno es que solo necesita hacerse para la mayoría de las personas de 3 – 4 veces al año durante 5 días. El ayuno intermitente realmente mejora la regulación de la glucosa tanto en animales como en humanos. Los estados cetogénicos relacionados con el ayuno conducen a adaptaciones celulares y moleculares en el cerebro que confieren beneficios tales como la resistencia al estrés, las lesiones y la enfermedad.

La investigación clínica reciente sobre el papel del ayuno en el cáncer de mama sugiere que su impacto positivo puede depender no solo de si las personas se abstienen de comer, sino también de cuándo. En un análisis epidemiológico de 2015 de mujeres que participaron en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de 2009 – 2010, los investigadores pudieron demostrar, por primera vez, que una mayor duración del ayuno nocturno se asoció significativamente con una mejor regulación glucémica y por lo tanto, menor riesgo de cáncer de mama. En otro estudio, los investigadores observaron a más de 2400 pacientes que estaban en remisión de cáncer de mama en etapa inicial. En aquellos que informaron el ayuno nocturno de menos de 13 horas, hubo un aumento estadísticamente significativo del 36% del riesgo de recurrencia del cáncer de mama en comparación con aquellos cuyo ayuno nocturno duró más de 13 horas.

Todo parece indicar que esta intervención simple sin medicamentos podría tener gran impacto en pacientes con afecciones potencialmente mortales, como el cáncer de mama o la enfermedad cardiovascular, pero se requieren estudios clínicos más grandes para confirmarlo.

Fuente: https://www.medscape.com/viewarticle/898953_1

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: