El Café es Neuroprotector

La demencia con cuerpos de Lewy es el segundo tipo más frecuente de demencia progresiva, después de la demencia de Alzheimer.

Se forman depósitos de proteínas llamados cuerpos de Lewy, en las neuronas o células nerviosas de las regiones del cerebro relacionadas con el pensamiento, la memoria y el movimiento. La demencia con cuerpos de Lewy provoca un deterioro progresivo de las capacidades mentales con alucinaciones visuales y cambios en la atención y el estado de alerta. Otros efectos incluyen síntomas similares a los de la enfermedad de Parkinson, como rigidez muscular, lentitud de movimientos y temblores.

Un componente del café, un ácido graso denominado Eicosanoil-5-hidroxitriptamida (EHT), actuando en conjunto con la cafeína, puede ayudar a prevenir la enfermedad de Parkinson y la demencia por cuerpos de Lewy.

La cafeína es el componente del café al que se han atribuido la mayoría de los beneficios de esta bebida para la salud. Sin embargo, una nueva investigación ha identificado un ácido graso derivado del neurotransmisor Serotonina conocido como Eicosanoil-5-hidroxitriptamida (EHT), presente en la cobertura de los granos de café, que protege el cerebro de los ratones contra la acumulación de proteínas tóxicas asociadas al desarrollo de Parkinson y demencia por cuerpos de Lewy.

La Dra. Mouradian, principal autora del estudio, directora del Robert Wood Johnson Medical School Institute for Neurological Therapeutics y Profesora de Neurología en la Rutgers University en EEUU, ha explicado que estudios previos ya habían mostrado que beber café puede reducir el riesgo de enfermedad de Parkinson, pero los granos de café contienen más de 100 sustancias menos conocidas que la cafeína que también podrían tener efectos positivos para la salud cerebral.

Por ello, los investigadores decidieron averiguar si la cafeína y el EHT podrían ejercer una acción conjunta para incrementar la protección del cerebro, y administraron a los ratones pequeñas dosis de cafeína o EHT, tanto por separado, como a la vez. Comprobaron así que cada uno de estos componentes no resultaba efectivo por sí solo, pero que unidos potenciaban la actividad de un catalizador que ayudaba a prevenir la acumulación de proteínas dañinas en el cerebro.

El hallazgo de esta investigación sugiere que la combinación de ambas sustancias podría tener la capacidad de retrasar o detener la progresión de ambas enfermedades neurodegenerativas, aunque la Dra. Mouradian ha precisado que ahora se deben realizar nuevos ensayos para determinar las cantidades adecuadas de EHT y cafeína necesarias para obtener los efectos protectores frente a la enfermedad de Parkinson y la demencia con cuerpos de Lewy.

Fuente: https://www.pnas.org/content/115/51/E12053

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: