El consumo de carnes rojas afectan el corazón

La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en la mayoría de naciones del mundo, y un número creciente de estudios ha identificado a la N-óxido de Trimetilamina (TMAO siglas en inglés) como una de sus causantes.

El N-Oxido de Trimetilamina (TMAO siglas en inglés) es un subproducto de la dieta formado por bacterias intestinales durante la digestión y se deriva en parte de los nutrientes que abundan en la carne roja. Y un nuevo estudio relaciona el consumo frecuente de carne roja con altos niveles de TMAO. Los hallazgos revelan que los niveles en sangre de N-óxido de Trimetilamina (TMAO en inglés) de la dieta de la carne roja se triplican, pero los efectos en la dieta pueden revertirse. 

Los investigadores han identificado otra razón para limitar el consumo de carne roja: altos niveles de TMAO, relacionado con la enfermedad cardíaca.  

Los científicos descubrieron que las personas que consumen una dieta rica en carne roja triplican los niveles de TMAO, comparado con quienes consumen una dieta rica en carne blanca o en su mayoría proteínas de origen vegetal, pero la interrupción del consumo de carne roja reduce esos niveles de TMAO.

Hasta ahora, los investigadores sabían poco sobre cómo los patrones dietéticos típicos influyen en la producción o eliminación de TMAO. Los hallazgos sugieren que medir y apuntar a los niveles de TMAO, algo que los médicos pueden hacer con un análisis de sangre, puede ser una nueva y prometedora estrategia para individualizar las dietas y ayudar a prevenir enfermedades del corazón.

Es importante destacar que los investigadores descubrieron que los aumentos de TMAO eran reversibles. Cuando los sujetos suspendieron su dieta de carne roja y pasaron a una dieta de carne blanca o sin carne durante un mes más, sus niveles de TMAO disminuyeron significativamente.

El mecanismo exacto por el cual la TMAO afecta la enfermedad cardíaca es complejo. Investigaciones anteriores han demostrado que TMAO aumenta los depósitos de colesterol en las células de la pared arterial. Los estudios realizados por los investigadores también sugieren que la sustancia química interactúa con las plaquetas, las células sanguíneas que son responsables de las respuestas de coagulación normales, de manera que aumenta el riesgo de eventos relacionados con el coágulo, como un ataque cardíaco y un derrame cerebral.

«Estos hallazgos refuerzan las recomendaciones dietéticas actuales que alientan a todas las edades a seguir un plan de alimentación saludable para el corazón que disminuya el consumo de carne roja. Esto significa comer una variedad de alimentos, incluidos más vegetales, frutas, granos integrales, productos lácteos bajos en grasa y fuentes de proteínas de origen vegetal, como frijoles y guisantes».», dijo Charlotte Pratt, Ph.D. Directora Adjunta de la Rama de Aplicaciones Clínicas y Prevención de la División de Ciencias Cardiovasculares del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EEUU (NHLBI, siglas en inglés).

Fuente: https://www.nih.gov/news-events/news-releases/study-links-frequent-red-meat-consumption-high-levels-chemical-associated-heart-disease

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: