El Gobierno de Colombia reglamentó la Ley de Residentes Médicos

Ser médico especialista en Colombia puede costar más de $200`000.000=.

En reconocimiento a la gran contribución de los residentes o estudiantes de especializaciones médicas y quirúrgicas (Anestesiología, Cirugía General, Medicina Interna, Pediatría, Gineco-Obstetricia), a los Servicios de Salud en Colombia y para promover mejores condiciones de bienestar para su formación y desempeño, el pasado 12 de julio de 2019, el gobierno de Colombia puso en vigencia la Ley 1917 que reglamenta el sistema de residencias médicas.

Esta Ley establece normativamente que a partir del segundo semestre de 2020 los residentes médicos recibirán 3 salarios mínimos legales vigentes ($2`343.726) por la práctica que realizan en los hospitales.

Los residentes de medicina contarán con un contrato especial por la práctica formativa, afiliación y cotización a los sistemas de salud y riesgos laborales.

Las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS) y las Empresas Sociales del Estado (Hospitales Públicos), no podrán cobrar en dinero a las Facultades de Medicina, por permitir el desarrollo de la residencia, lo cual corresponde a una práctica histórica.

Con esta ley se beneficiarán cerca de 4,800 resientes médicos en Colombia. Aunque permite 3 años de transición para su progresiva implementación, el plan es alcanzar una cobertura total en el segundo semestre de 2020.

El Gobierno estima una inversión anual de alrededor de $140.000 millones de pesos, y con esta medida se fortalecerá la alianza entre las universidades, los hospitales universitarios y los escenarios de práctica.

La Ley de Residentes plantea 3 reformas fundamentales. 

La primera es la creación de un Fondo Nacional de Residencias Médicas, que proveerá los recursos necesarios para pagarle a los 5.000 residentes que actualmente hay en Colombia. La segunda tiene que ver con el establecimiento de la reglamentación del Sistema de Residencias Médicas en el país. La tercera es impulsar la prohibición de cobros a las universidades por parte de las entidades prestadoras del servicio de salud por el trabajo de los residentes, ni por la práctica de los profesionales en formación. También busca que los residentes de especializaciones médico-quirúrgicas, sean beneficiados con incentivos. Por ejemplo, financiación de proyectos de investigación.

https://dapre.presidencia.gov.co/normativa/normativa/LEY%201917%20DEL%2012%20DE%20JULIO%20DE%202018.pdf

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: