El tratamiento de la hipertensión a la hora de acostarse mejora la reducción del riesgo cardiovascular

Según datos de la OMS, la hipertensión afecta a unas mil millones de personas en todo el mundo.

La hipertensión es el principal factor de riesgo de enfermedad cardiovascular para infarto del miocardio, falla cardiaca y accidente cerebrovascular.

Investigadores de la Universidad de Vigo en España, diseñaron un estudio para evaluar si la toma del tratamiento antihipertensivo a la hora de acostarse comparada con la habitual toma del tratamiento en la mañana ejercía una mejor reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular.

En este estudio prospectivo, controlado y multicéntrico, se incluyeron 19.084 pacientes hipertensos (10.614 hombres y 8.470 mujeres, con 60,5 ± 13,7 años de edad) fueron asignados (1: 1) para ingerir la dosis diaria completa de hipertensión, uno o más medicamentos al acostarse (n = 9552) o todos al despertar (n = 9532).

En el momento de la inclusión y en cada visita clínica programada (al menos una vez al año) durante el seguimiento, se realizó un monitoreo ambulatorio de la presión arterial durante 48 horas. Durante la mediana de 6,3 años de seguimiento de los pacientes, 1.752 participantes experimentaron el resultado primario de Enfermedad Cardiovascular (muerte por enfermedad cardiovascular, infarto de miocardio, revascularización coronaria, insuficiencia cardíaca o accidente cerebrovascular).

Los pacientes con toma del medicamento a la hora de acostarse, en comparación con el régimen de tiempo de tratamiento al despertar, mostraron una relación de riesgo significativamente menor, ajustada por características influyentes significativas de edad, sexo, diabetes tipo 2, enfermedad renal crónica, tabaquismo, colesterol HDL, presión arterial sistólica nocturna, disminución relativa de la tensión arterial sistólica relativa al tiempo de sueño y evento de enfermedad cardiovascular previa, del resultado primario de enfermedad cardiovascular y cada uno de sus componentes individuales, en todos los casos), es decir, muerte por enfermedad cardiovascular, infarto de miocardio, revascularización coronaria, insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular.

Por los resultados de este estudio, se pudo concluir que la ingestión de rutina por parte de pacientes hipertensos de uno o más medicamentos recetados para reducir la presión sanguínea a la hora de acostarse, en lugar de al despertar, da como resultado un mejor control de la hipertensión arterial y lo que es más importante, la disminución notable de la ocurrencia de eventos importantes de enfermedad cardiovascular, como por ejemplo, accidente cerebrovascular e infarto del miocardio, pero se requieren de otros estudios como este para confirmar estos hallazgos.

https://academic.oup.com/eurheartj/advance-article/doi/10.1093/eurheartj/ehz754/5602478

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: