Hábitos que enferman el cerebro

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha realizado una lista con algunas causas que traen graves consecuencias para nuestro cerebro.

No desayunar: El desayuno le proporcionará los nutrientes necesarios para tener energía y comenzar el día activo. Comer los alimentos adecuados hará que su cerebro funcione. De lo contrario, puede degenerar en enfermedades graves como: obesidad, colesterol alto, diabetes e incluso el peligro de sufrir convulsiones.

Fumar: El hábito de fumar reduce considerablemente la materia cerebral y el suministro de oxígeno al cerebro. Está demostrado que promueve la aparición de enfermedades neurodegenerativas como el Alzhéimer. Las aminas heterocíclicas que se liberan cuando se fuma interfieren con la replicación correcta del ADN, causando mutaciones que dan lugar a células cancerosas.

Exponerse frecuentemente a ambientes contaminados: El cerebro necesita constantemente oxígeno, pero diferentes sustancias tóxicas podrían interferir con el intercambio de gases, transporte y procesamiento de oxígeno hacia las células.

No dormir lo suficiente: Una persona necesita ocho horas de sueño por noche para que el cerebro descanse, a fin de que los procesos metabólicos se lleven a cabo correctamente con la energía resultante producida, así como para la renovación celular. Privarse del sueño acelera la muerte de las células cerebrales a corto plazo, y lo mantendrá cansado y de mal humor todo el tiempo.

Comer en exceso: Comer alimentos que el cuerpo no necesita provoca una acumulación de sustancias residuales en forma de grasas y endurecimiento de las arterias cerebrales, lo que afecta su correcto funcionamiento.

Consumo de alcohol: El alcohol puede arruinar sus órganos, principalmente el sistema nervioso, hígado y corazón. Impacta las reacciones químicas que tienen lugar en el cerebro. Asimismo, mata a las neuronas y reduce la velocidad con la que se transmiten los impulsos nerviosos. Está demostrado que su consumo desde adolescente ocasiona fallas irreversibles en el desarrollo del sistema nervioso.

Estrés y violencia: El estrés provoca varias reacciones al sistema nervioso, algunas de las cuales reducen la capacidad mental y también aumentan el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular y ataques cardíacos. En cuanto a la violencia, los cerebros de niños maltratados aprende a protegerse y se vuelven hipervigilanten, quedan en constante estado de alerta, expectante y activo.

No realizar actividad física: Hacer ejercicio por lo menos 3 días a la semana mantiene el cerebro bien estructurado y acelera su funcionamiento. Si no realiza alguna actividad física, el cerebro se va haciendo viejo y corre más riesgos de padecer alguna enfermedad ligada a ese órgano.

Falta de estímulos mentales y ejercicio: Leer un libro o buscar palabras para estimular tu cerebro aumenta la capacidad de aprendizaje y la memoria, así como el tiempo de reacción a los estímulos. Lo mismo ocurre cuando se practica alguna actividad física o algún deporte con frecuencia.

https://www.medicalopedia.org/295/top-10-brain-damaging-habits/
Escuchar Texto

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: