La flora intestinal regula los niveles de azúcar en la sangre

La diabetes tipo 2 es una de las enfermedades con significativa prevalencia en nuestra población latinoamericana.

Actualmente se está trabajando para conocer como la flora intestinal influye sobre las concentraciones de azúcar en la sangre (Glucometría).

Un estudio permitió conocer los efectos del microbioma intestinal sobre la homeostasis de la glucosa a través de los efectos sobre la Serotonina intestinal.

Utilizando tanto la inhibición farmacológica y la eliminación genética de la síntesis de Serotonina derivada del intestino, los investigadores encontraron que las mejoras en el manejo de la glucosa del huésped causadas por los cambios inducidos por antibióticos en la composición de la microbiota, dependen de la síntesis de Serotonina periférica.

Los estudios de intervención con ratones libres de gérmenes (hongos, bacterias, levaduras) o la perturbación de la microbiota asociada a antibióticos han demostrado un papel causal del microbioma intestinal sobre la regulación del metabolismo del huésped.

El tratamiento de ratones con antibióticos, mejoró la tolerancia a la glucosa del huésped y redujo la masa grasa y la obesidad, mientras que la colonización de ratones libres de gérmenes con microbiota de ratones obesos y humanos, transmitió la intolerancia a la glucosa en el huésped.

Un 90% de la Serotonina corporal total se sintetiza en las células no neuronales que recubren la pared intestinal, llamadas células enterocromafines que transmiten señales microbianas al huésped a través de metabolitos microbianos, incluidos los ácidos grasos de cadena corta y los ácidos biliares secundarios.

De acuerdo con los hallazgos del estudio, nuestra dieta permite la conformación del microbioma intestinal, encargado de regular la homeostasis de la glucosa a través de la síntesis de Serotonina de las células enterocromafines intestinales.

https://www.pnas.org/content/early/2019/09/10/1909311116

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: