La malnutrición mata a más personas en todo el mundo que el cigarrillo y la hipertensión

«Somos lo que comemos”

Según un nuevo estudio científico en cabeza del Dr. Ashkan Afshin, autor principal y profesor del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington, «El consumo de alimentos pocos saludables como la comida chatarra, incluidas las bebidas azucaradas (Con alto contenido de grasas, sal (sodio), condimentos o azúcares que aumentan el apetito y la sed), provocan 1 de cada 5 muertes en el mundo, es decir más que el cigarrillo y la hipertensión o cualquier otro riesgo para la salud».

Las dietas deficientes en nutrientes ocasionan 1 de cada 5 muertes en todo el mundo, siendo las enfermedades cardiovasculares la causa principal, seguida del cáncer y la diabetes.

Las dietas deficientes fueron responsables de un 20% de todas las muertes entre adultos en 2017, con enfermedad cardiovascular (ECV) como la causa principal, seguida de cáncer y diabetes. También dieron como resultado 255 millones de años de vida ajustados por discapacidad que equivalen a la suma de años de vida perdidos y años con discapacidad.

En comparación, el tabaco se asoció con 8 millones de muertes y la hipertensión se relacionó con 10.4 millones de muertes.

En 2017, la Enfermedad Cardiovascular fue la causa principal de muertes relacionadas con la dieta (9,497,300) y años de vida por discapacidad o muerte (207.2 millones), seguida de cánceres (913,100 muertes y 20.2 millones de años de vida por discapacidad o muerte), diabetes (338,700 muertes y 23.7 millones de años de vida por discapacidad o muerte) y enfermedades renales (136,600 muertes y 3,4 millones de años de vida por discapacidad o muerte).

El estudio encuentra que si bien el impacto de los factores dietéticos individuales varía de un país a otro, factores dietéticos: Ingesta baja de cereales integrales y frutas, y alto consumo de sodio, representaron más del 50% de las muertes relacionadas con la dieta y el 66% de años de vida por discapacidad o muerte. El otro 50% de muertes y el 34% de años de vida por discapacidad o muerte se atribuyeron al alto consumo de carnes rojas, carnes procesadas, bebidas endulzadas y ácidos grasos saturados entre otros alimentos. 

 «Hay una necesidad urgente y convincente de cambios en los diversos sectores del ciclo de producción de alimentos, como el cultivo, el procesamiento, el envasado y la comercialización», dijo Afshin. «Nuestra investigación encuentra la necesidad de una intervención integral del sistema alimentario para promover la producción, distribución y consumo de alimentos saludables en todas las naciones».

El profesor de Harvard, el Dr. Walter Willett, coautor del estudio, señaló que los hallazgos son consistentes con un resumen reciente de ensayos aleatorios que documentan los beneficios sobre los factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares al reemplazar la carne roja con fuentes de proteína. «Por lo tanto, la adopción de dietas que enfaticen los alimentos de soya, los frijoles y otras fuentes de proteínas vegetales saludables tendrá beneficios importantes para la salud humana y planetaria», dijo.

Si bien el sodio, el azúcar y la grasa han sido el foco del debate sobre políticas de dieta en los últimos años, la evaluación muestra que los principales factores de riesgo que resultan en la muerte son las dietas altas en sodio, bajas en granos enteros, bajas en frutas, bajas en nueces, semillas y verduras. Cada uno de estos representa más del 2% de todas las muertes a nivel mundial.

https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(19)30041-8/fulltext
Escuchar Texto

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: