La OMS emite una alerta sobre la discapacidad visual y ceguera

A nivel mundial, se estima que al menos 2.300 millones de personas tienen discapacidad visual o ceguera.

De estos al menos 1.000 millones tienen una discapacidad visual que podría haberse prevenido o aún no se ha abordado. Estos 1.000 millones de personas incluyen a aquellos con discapacidad o ceguera moderada o severa de la visión a distancia debido a un error de refracción no abordado, así como también una discapacidad de la visión cercana causada por la presbicia no atendida.

A nivel mundial, las principales causas de discapacidad visual son los errores de refracción (Miopía, astigmatismo, hipermetropía) y las cataratas no corregidos.

La mayoría de las personas con discapacidad visual son mayores de 50 años.

Estos 1.000 millones de personas incluyen a aquellos con discapacidad visual moderada o severa o ceguera debido a un error de refracción no abordado (123.7 millones), cataratas (65.2 millones), glaucoma (6.9 millones), opacidades corneales (4.2 millones), retinopatía diabética (3 millones) y tracoma (2 millones), así como deficiencia de la visión de cerca causada por presbicia no tratada (826 millones) (1).

A nivel mundial, las principales causas de discapacidad visual son: – Errores de refracción no corregidos. – Cataratas. – Degeneración macular relacionada con la edad. – Glaucoma. – Retinopatía diabética. – Opacidad corneal. – Tracoma

Entre los niños, las causas de la discapacidad visual varían considerablemente de un país a otro. Por ejemplo, en los países de bajos ingresos la catarata congénita es una causa principal, mientras que en los países de altos ingresos es más probable que se trate de retinopatía del prematuro. En los niños es muy importante estar atentos a la Ambliopía y pérdida visual de uno de los ojos, especialmente ocasionada por estrabismo y errores de refracción severos.

Las intervenciones efectivas están disponibles para la promoción de la salud, la prevención, el tratamiento y la rehabilitación para abordar toda la gama de necesidades asociadas con afecciones oculares y discapacidad visual a lo largo de la vida. Algunos se encuentran entre los más factibles y rentables de implementar. Por ejemplo, el error refractivo no corregido puede corregirse con anteojos, mientras que la cirugía de cataratas puede restaurar la visión. La rehabilitación de la visión también es efectiva para mejorar el funcionamiento de las personas con discapacidad visual irreversible.

Según estudios realizados, 5 de cada 100 niños necesitan usar lentes para arreglar algún problema de visión como miopía, astigmatismo, hipermetropía o estrabismo que suelen ser los más comunes en la infancia. Para que los niños puedan gozar de una salud visual adecuada las siguientes recomendaciones son útiles para evitar problemas en su visión.

  • Evitar siempre un acercamiento excesivo en las tareas de cerca (escribir, leer, dibujar, usar el móvil u ordenador), ya que trastorna el sistema acomodativo, oculomotor y/o binocular.
  • Realizar las tareas en una zona ordenada, en un espacio abierto, amplio y con ventanas procurando que la mesa no esté directamente enfrente de ellas.
  • Al menos, cada 30 minutos de estudio, deberes o videojuegos se debe descansar 5 minutos relajando la visión de cerca y mirando de lejos.
  • Evitar posturas raras prolongadas que conlleven el tener la espalda o la cabeza girada o doblada. Por esto, no es recomendable hacer los deberes, estudiar, jugar a videojuegos o ver la televisión acostado o tumbado sobre el sofá o sobre el suelo.
  • Alimentación sana y equilibrada (frutas, verduras, pescados, legumbres) ya que es básica para el sistema visual.
  • Favorecer la realización de actividades y juegos al aire libre, evitando el exceso de uso de ordenadores, tablets y videojuegos.
  • Realizar un examen visual optométrico cada año o en el momento que disminuya el rendimiento en los estudios o aparezcan signos o síntomas que lo recomienden.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: