Las células inmunes del cerebro reparan nuestro sistema nervioso mientras dormimos

El sueño afecta tanto la salud física como la mental siendo fundamental para nuestro bienestar.

Mientras dormimos se consolidan el aprendizaje y la memoria, también se eliminan sustancias tóxicas. La microglia cerebral está compuesta por células inmunes o de defensa para combatir las posibles infecciones y también tienen un papel en la plasticidad de las conexiones sinápticas.

Los procesos microgliales exploran continuamente el parénquima cerebral, interactúan con elementos sinápticos y mantienen la homeostasis o autorregulación de los tejidos, sin embargo, los mecanismos que controlan la vigilancia y su papel en la plasticidad sináptica son poco conocidos.

El presente estudio ha permitido demostrar que la vigilancia microglial y las respuestas a las lesiones disminuyen en los ratones despiertos en comparación con los ratones anestesiados, lo que sugiere que el estado de excitación modula la función microglial.

La estimulación farmacológica de los receptores β2-adrenérgicos recapituló estas observaciones e interrumpió la plasticidad dependiente de la experiencia, y estos efectos requirieron la presencia de receptores β2-adrenérgicos en la microglia.

Estos científicos observaron la actividad en el cerebro de los ratones vivos gracias a avanzadas técnicas de imagen, y comprobaron que cuando los animales eran expuestos a elevados niveles de noradrenalina la microglia se inactivaba y no era capaz de responder a las lesiones locales ni intervenir sobre el cableado de redes cerebrales.

Los hallazgos sugieren que la restauración de los circuitos neuronales y la reparación de las lesiones durante el sueño podrían estar relacionados con la capacidad de la microglía para interactuar de forma dinámica con el cerebro.

La investigación confirma, además, la importancia de disfrutar de un sueño de calidad para la salud del cerebro y podría explicar las relaciones que se han establecido entre los trastornos del sueño y el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzhéimer o el Párkinson.

Las funciones microgliales en la vigilancia y la plasticidad sináptica en el cerebro del ratón están moduladas por las fluctuaciones de tono noradrenérgico entre los estados de excitación y enfatizan la necesidad de comprender el efecto de las interrupciones de la señalización adrenérgica en el neurodesarrollo y la neuropatología.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: