Las temperaturas anormalmente cálidas están asociadas con el aumento de muertes por lesiones

El calentamiento global no es un mito, es una realidad con consecuencias catastróficas letales contra los seres vivos que habitamos nuestro planeta azul.

Las temperaturas que se desvían de la norma local a largo plazo afectan la salud humana, y se prevé que sean más frecuentes a medida que cambie el clima global. Hay datos limitados sobre cómo tales anomalías afectan las muertes por lesiones.

En el presente estudio, utilizamos datos sobre mortalidad y temperatura durante 38 años (1980-2017) en los Estados Unidos contiguos y formulamos un modelo espacio-temporal bayesiano para cuantificar cómo las temperaturas anómalas, definidas como desviaciones de la temperatura mensual de la temperatura mensual promedio local.

Durante todo el período de análisis, afectan las muertes por lesiones no intencionales (transporte, caídas y ahogamientos) e intencionales (asalto y suicidio), por grupo de edad y sexo. Descubrimos que un año anormalmente cálido de 1.5 ° C, según lo previsto en el Acuerdo Climático de París, estaría asociado con un estimado de 1,601 (intervalo creíble de 95% 1,430-1,776) muertes por lesiones adicionales. De estas muertes adicionales, el 84% ocurriría en hombres, principalmente en la adolescencia a la mediana edad. Estos comprenderían aumentos en las muertes por ahogamiento, transporte, asalto y suicidio, compensados ​​en parte por una disminución en las muertes por caídas en edades más avanzadas. Los hallazgos demuestran la necesidad de intervenciones dirigidas contra lesiones durante períodos de temperaturas anormalmente cálidas, especialmente porque estos episodios pueden aumentar con el cambio climático global.

Se han llevado a cabo menos investigaciones sobre las lesiones, especialmente de manera consistente entre los tipos de lesiones y los subgrupos demográficos de la población. Hay dos razones para investigar un papel potencial para las anomalías de temperatura en la mortalidad por lesiones. Primero, las tasas de mortalidad por lesiones varían estacionalmente y la estacionalidad varía según el grupo de edad, lo que motiva a investigar si la temperatura contribuye a su patogénesis. En segundo lugar, existen vías conductuales y fisiológicas plausibles para una relación entre temperatura y lesiones, por ejemplo, cambios en el consumo de alcohol, patrones de conducción y rendimiento y niveles de ira, que motivan a probar si las muertes por lesiones se ven afectadas por anomalías de temperatura. Nuestro objetivo era evaluar cómo las muertes por diversas lesiones en los EEUU, podrían verse afectadas por temperaturas anormalmente cálidas que ocurren hoy y se espera que se vuelvan cada vez más comunes como resultado del cambio climático global.

Utilizamos datos de registro vitales sobre todas las muertes por lesiones en los Estados Unidos contiguos (es decir, excluyendo Alaska y Hawai) desde 1980 hasta 2017, con información sobre sexo, edad de fallecimiento, causa subyacente de muerte y condado y estado de residencia. De 1980 a 2017, un total de 4,145,963 niños y hombres y 1,825,817 niñas y mujeres murieron por una lesión en los EEUU, lo que representa el 9.3% y el 4.2% de todas las muertes de hombres y mujeres, respectivamente; El 95.7% de las muertes por lesiones masculinas y el 94% de las muertes por lesiones femeninas ocurrieron en personas de 15 años o más, y más de la mitad (52.3%) de las muertes por lesiones masculinas ocurrieron en personas de 15 – 44 años. En contraste con los hombres, hubo menos gradiente de edad en las mujeres después de los 15 años.

El presente estudio contribuye a la abrumadora evidencia de las catastróficas consecuencias del cambio climático. La investigación deja en claro que, además de limitar los aumentos de temperatura global a entre 1.5°C y 2°C, debemos crear una infraestructura social y de atención médica para tener en cuenta los efectos sociales negativos significativos.

El autor principal, Robbie Parks, Ph.D., del Instituto de la Tierra, en la Universidad de Columbia, enfatiza que se debe hacer más para prevenir este aumento de muertes. Él dice: “Nuestro trabajo destaca cómo las muertes por lesiones, incluidos los asaltos, los suicidios, el transporte [muertes] y las muertes por ahogamiento, actualmente aumentan con la temperatura cálida y también podrían empeorar con el aumento de las temperaturas como resultado del cambio climático, a menos que sea contrarrestado por la infraestructura del sistema social y de salud que mitigue estos impactos».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: