Los Expertos Reducen los Números de Referencia para la Hipertensión

Los Expertos Reducen los Números de Referencia para la Hipertensión

La presión arterial se mide en dos números, como 120/80 mmHg. El primer número es la presión que usa el corazón para impulsar la sangre a través de las arterias (Sístole). El segundo número es la presión cuando el corazón está en reposo entre latidos (Diástole). La presión arterial normal para un adulto es inferior a 120/80 mmHg.

Desde 2014, el Colegio Americano de Cardiología (ACC en inglés) y la Asociación Americana del Corazón (AHA en inglés), en asociación con varias otras sociedades profesionales, iniciaron una guía sobre prevención, detección, evaluación y tratamiento de la presión arterial alta (PA) en adultos. Bajo la dirección del Grupo de Trabajo ACC / AHA, se nombró un Subcomité de Prevención para ayudar a guiar el desarrollo del conjunto de directrices sobre prevención de enfermedades cardiovasculares (ECV). Estas pautas, que se basan en métodos sistemáticos para evaluar y clasificar la evidencia, proporcionan una piedra angular para la atención cardiovascular de calidad. El ACC y la AHA patrocinan el desarrollo y la publicación de directrices sin apoyo comercial. Las pautas son políticas oficiales de ACC y AHA.

La presión arterial es un signo vital que se evalúa en la consulta médica. Tener alta la presión arterial alta aumenta las posibilidades de ataques cardíacos, derrames cerebrales, enfermedad renal y otros problemas graves de salud.

Después de estudiar los resultados de cientos de estudios, los cardiólogos del Colegio Americano de Cardiología cambiaron recientemente la definición de presión arterial alta.

La investigación jugó un papel importante al proporcionar evidencia de que la definición de presión arterial alta debería cambiarse. Antes de que la pauta cambiara en noviembre, la definición de presión arterial alta era 140/90 mmHg. Ahora, la presión arterial alta se define como 130mmHg o más para el primer número, o 80 mmHg o más para el segundo número.

Si tiene presión arterial alta, su médico puede sugerir cambios en su dieta y actividad física. Si los cambios en el estilo de vida no funcionan, los medicamentos pueden ayudar.

Solo aproximadamente la mitad de las personas con hipertensión están controladas a los niveles recomendados. Podríamos evitar muchos más ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares si hubiera más personas con presión arterial bien controlada.

Fuente: http://hyper.ahajournals.org/content/early/2017/11/10/HYP.0000000000000065

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: