Los Perros nuestros mejores amigos en la enfermedad y en la salud

Los Perros nuestros mejores amigos en la enfermedad y en la salud

Los perros, a menudo aclamados como los mejores amigos de los humanos, han sido el tema de muchos estudios científicos que investigan cómo pueden mejorar nuestro bienestar.

Según la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (ASPCA), se estima que 78´000.000 de perros son mascotas en EEUU.

No está claro cuando los perros fueron domesticados por primera vez, pero un estudio reciente afirma que, al menos en Europa, los perros fueron domesticados desde hace unos 20.000 a 40.000 años.

Es probable que los humanos y los perros hayan compartido un vínculo especial de amistad y apoyo mutuo desde al menos el período neolítico, pero ¿por qué este vínculo ha sido tan duradero?

Los perros han sido históricamente excelentes para mantenernos a nosotros y nuestras viviendas a salvo, protegiendo nuestras casas, nuestro ganado y nuestros diversos bienes materiales. A lo largo de la historia, los humanos también han entrenado perros para ayudarlos con la caza, o han criado numerosas especies de aspecto peculiar por su ternura o elegancia.

Sin embargo, los perros también son y siempre lo han sido, compañeros verdaderamente valiosos, famosos por su lealtad y aparente disposición constante a sonreír a sus dueños.

Una investigación que muestra cómo nuestros perros nos hacen más felices, más resistentes ante el estrés y físicamente más sanos, por nombrar solo algunas de las formas en que estos cuadrúpedos amados respaldan nuestro bienestar.

Muchos estudios han sugerido que tener perros como mascotas se asocia con una mejor salud física, como lo muestran las revisiones de la literatura existente. La evidencia científica de estos hallazgos es consistente.

El año pasado, Medical News Today informó sobre un estudio que mostró que tener un perro reduce el riesgo de muerte prematura de una persona hasta en un tercio.

Además, los investigadores de la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts, sugieren que los dueños de perros tienen un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

¿Por qué es eso? Es difícil establecer una relación causal entre ser dueño de un perro y disfrutar de una mejor salud.

Sin embargo, los beneficios pueden aparecer gracias a una serie de factores relacionados con los ajustes de estilo de vida que las personas tienden a hacer después de que deciden adoptar un amigo canino.

Fuente: https://www.nature.com/articles/ncomms16082

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: