Los Probióticos también alivian el estrés y la ansiedad

Los Probióticos también alivian el estrés y la ansiedad

Los Probióticos son microorganismos que al ser ingeridos en cantidad adecuada son saludables y cada vez son utilizados con mayor frecuencia.

Los Psicobióticos son Probióticos que alteran la mente y que los investigadores dicen que pueden mejorar el estado de ánimo, disminuir la ansiedad y aliviar la depresión. Actualmente hay evidencia científica sobre el efecto de alterar las bacterias intestinales para modificar  positivamente los estados de ánimo y la función cerebral. Cualquier persona que padezca estrés crónico, mal humor o síntomas similares a la ansiedad tiene el potencial de beneficiarse de esta clase de Probióticos.

Los Psicobióticos son capaces de producir diversos compuestos biológicamente activos, como los neurotransmisores ej, ácido gamma-aminobutírico (GABA), serotonina, catecolaminas y acetilcolina pueden ser producidas por las bacterias intestinales. Cuando estos neurotransmisores se secretan dentro del intestino, pueden desencadenar células dentro del revestimiento del intestino para liberar moléculas que señalan la función del cerebro y afectan el comportamiento.

Una segunda forma en que los Psicobióticos parecen actuar sobre el cerebro es ejerciendo efectos sobre el sistema de respuesta al estrés del cuerpo que involucra al cerebro y las glándulas suprarrenales. Este sistema, conocido como el eje Hipotálamo-Hipófisis-Adrenal (HPA), se vuelve disfuncional  por el estrés o la enfermedad crónica. Cuando se produce la disfunción del eje HPA, la producción y la sincronización rítmica del cortisol y otras hormonas relacionadas con el estrés se interrumpe. Se cree que esto juega un papel central en causar trastornos del estado de ánimo y problemas cognitivos.

Una tercera forma en que se supone que los Psicobióticos actúan en el cerebro es a través de sus acciones antiinflamatorias. Se sabe que los niveles crónicamente elevados de inflamación en todo el cuerpo y el cerebro son una de las principales causas subyacentes de la depresión y otros trastornos del estado de ánimo y cognitivos. Esta inflamación puede provenir del intestino y algunos Psicobióticos pueden tener sus efectos en el cerebro al reducir la inflamación.

Psicobióticos para la depresión y la ansiedad

Un ensayo clínico asignó aleatoriamente a los pacientes con trastorno depresivo mayor a recibir suplementos Probióticos o placebo durante 8 semanas. Las tabletas probióticas consistían en Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus casei y Bifidobacterium bifidum (2 mil millones de CFU cada una). Después de 8 semanas, los pacientes que recibieron probióticos tuvieron puntuaciones totales significativamente reducidas en el Inventario de Depresión de Beck, una prueba utilizada para medir la gravedad de la depresión, en comparación con el placebo, y tuvieron una disminución significativa en la inflamación sistémica medida por hs-CRP, niveles de insulina significativamente más bajos, resistencia a la insulina reducida y un aumento significativo en el glutatión, el antioxidante maestro del cuerpo.

Otros Psicobióticos tienen consecuencias beneficiosas para el estado de ánimo y los síntomas similares a la ansiedad en personas sin trastornos depresivos o de ansiedad.

En un estudio para investigar los posibles efectos sobre la ansiedad, depresión, estrés y estrategias de afrontamiento en voluntarios humanos sanos, un probiótico que contiene Lactobacillus helveticus R0052 y Bifidobacterium longum R0175 (Probio’Stick®) alivió la angustia psicológica, particularmente la depresión, la hostilidad frente a la ira, y ansiedad, y una resolución de problemas mejorada cuando se toman durante 30 días. Los investigadores concluyeron que L. helveticusR0052 y B. longum R0175 tienen efectos psicológicos beneficiosos en humanos sanos.

Los Psicobióticos también pueden ayudar a aumentar el estado de ánimo y aliviar la ansiedad en personas que padecen diversas enfermedades crónicas. El mismo probiótico estudiado anteriormente (Lactobacillus casei cepa Shirota) se utilizó en otro ensayo doble ciego controlado con placebo en pacientes con síndrome de fatiga crónica.

Los pacientes fueron aleatorizados para recibir 24 mil millones de unidades formadoras de colonias de Lactobacillus caseicepa Shirota o un placebo diariamente durante dos meses. Las personas que tomaron el probiótico tuvieron una disminución significativa en los síntomas de ansiedad.

Se ha demostrado que muchos Psicobióticos adicionales tratan la depresión y la ansiedad en estudios con animales. La cepa PS128 de Lactobacillus plantarum, por ejemplo, es conocida por aumentar la dopamina y la serotonina y disminuir los comportamientos similares a la depresión en ratones. En los ratones deprimidos que han sido sometidos a estrés en la vida temprana, este mismo psicobiótico disminuye el cortisol, normaliza el sistema de respuesta al estrés (el eje HPA) y disminuye la depresión.

Tanto Bifidobacterium longum 1714 como Bifidobacterium breve 1205 reducen el comportamiento similar a la ansiedad y mejoran el rendimiento en pruebas cognitivas en ratones ansiosos.

Psicobióticos para el estrés

También se ha demostrado que los Psicobióticos ayudan a personas que sufren estrés. Una bebida de leche fermentada (Kéfir) que contenía la cepa Shirota de Lactobacillus casei prevenía los aumentos de cortisol relacionados con el estrés y elevaba los niveles de serotonina en estudiantes de medicina estresados. La bebida probiótica disminuyó los síntomas físicos relacionados con el estrés, como el dolor abdominal y los síntomas del resfriado, por lo cual tomar Lactobacillus caseicepa Shirota, puede ejercer efectos beneficiosos que previenen la aparición de síntomas físicos en sujetos sanos expuestos a situaciones estresantes”.

Se comparó Lactobacillus helveticus NS8 con SSRI, citalopram, en ratas con depresión, ansiedad y disfunción cognitiva debido al estrés crónico. El probiótico funcionó mejor que el citalopram para reducir la ansiedad, la depresión y la disfunción cognitiva inducidas por el estrés. Bajó el cortisol y restableció la serotonina y otros niveles neuroquímicos cerebrales a la normalidad.

Se ha demostrado que otros Probióticos que contienen Lactobacillus helveticus reducen la depresión y la ansiedad relacionadas con el estrés al afectar la serotonina, el cortisol y otros compuestos neuroactivos en estudios con animales. Por ejemplo, Lactobacillus helveticus R0052 combinado con Lactobacillus rhamnosus R0011 normalizó el comportamiento similar a la ansiedad y las deficiencias de aprendizaje y memoria en ratas inmunodeficientes con disfunción del eje HPA.

Fuente: https://universityhealthnews.com/daily/depression/the-best-probiotics-for-mood-enhancing-the-gut-brain-connection-with-psychobiotics/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: