Los tomates y manzanas ayudan a recuperar los pulmones de los ex-fumadores

El mantenimiento de la función pulmonar es un objetivo importante en la prevención de enfermedades respiratorias crónicas y un importante objetivo de salud pública; sin embargo, dejar de fumar sigue siendo el objetivo principal para reducir la carga de estas enfermedades.

Para los fumadores que han logrado dejar de fumar, el camino a reparar del todo los pulmones dañados por el hábito puede parecer largo, pero una nueva investigación permitió descubrir los beneficios de ciertas frutas sobre la funcionalidad pulmonar.

El estudio fue hecho por investigadores de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad de Johns Hopkins en Baltimore e incluyó a más de 650 adultos de:  Alemania, Noruega y Reino Unido en quienes se evaluó la dieta y la función pulmonar en 2002 y una vez más 10 años después. El estudio sugiere que las dietas ricas en tomates y frutas, en particular manzanas, podría acelerar la sanación de los pulmones dañados por el humo de ex-fumadores. También sugiere que una dieta rica en frutas puede disminuir el proceso de envejecimiento natural del pulmón aunque alguien nunca haya fumado, aseguró la autora líder, Dra. Vanessa García-Larsen, profesora asistente de Salud Internacional.

El estudio no fue diseñado para probar causalidad. Pero las personas que comían en promedio más de 2 tomates o más de 3 porciones de fruta fresca al día, sobre todo manzanas, tenían un declive más lento de la función pulmonar que los que comían menos de 1 tomate o menos de 1 porción de fruta al día, reportaron los investigadores.

Ese vínculo entre la dieta y unas reducciones más lentas en la función pulmonar fue incluso más llamativo entre los ex fumadores, lo que sugiere que los nutrientes de los tomates y la fruta fresca podrían ayudar a reparar el daño pulmonar provocado por fumar.

Estos hallazgos respaldan la necesidad de recomendaciones dietéticas, sobre todo para las personas con antecedentes de tabaquismo en riesgo de desarrollar la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), y todos podrían beneficiarse de una manzana o un tomate al día, añadió, dado que “la función pulmonar comienza a declinar más o menos a los 30 años con una velocidad variable, dependiendo de la salud general y específica de los individuos.

Estos hallazgos son otro motivo para comer de manera saludable y tener los beneficios de salud de consumir una dieta rica en alimentos vegetales.

Las personas con EPOC, la dieta se debe considerar como un adyuvante a los medicamentos, no como un sustituto.

Al parecer los tomates, manzanas y frutas contienen antioxidantes, los cuales constituyen un factor restaurador de los pulmones. Dietas como DASH o la mediterránea contienen altas concentraciones de frutas y verduras, alimentos que son particularmente ricos en antioxidantes.

Fuente: http://erj.ersjournals.com/content/50/6/1602286

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: