Como prevenir la depresión

Una buena noticia para los sedentarios es que sólo una hora de cualquier clase de ejercicio físico a la semana podría reducir el riesgo de depresión a largo plazo.

Este descubrimiento es la conclusión del análisis de una encuesta hecha en Noruega, la cual evaluó los hábitos de ejercicio, junto con el riesgo de depresión y ansiedad de 34.000 adultos.

Después de un examen más detenido de los datos, un equipo de analistas británicos, australianos y noruegos determinaron que las personas que hacen solo una hora de ejercicio a la semana (independientemente del nivel de intensidad) se enfrentan a un riego un 44% más bajo de desarrollar una depresión en el trascurso de una década comparado con las personas que nunca hacen ningún ejercicio físico.

“El hallazgo clave de este estudio es que hacer aunque sea un poco de ejercicio de forma regular protege a los adultos de una futura depresión”, dijo el autor del estudio, Samuel Harvey.

“Este no fue un caso de más es mejor; la gran mayoría de las ventajas de salud mental del ejercicio se consiguieron cuando los individuos pasaron de no hacer ninguna actividad de forma regular a 1 – 2 horas a la semana. Además, las ventajas de salud mental existían independientemente de la intensidad de la actividad física y existe una gran evidencia de que hacer más ejercicio regularmente conlleva muchos beneficios para la salud física.

La idea fundamental es que cualquier tipo de actividad física, incluso simplemente caminar, produce beneficios para la salud mental”, concluyó el Dr. Harvey, profesor asociado en la Facultad de Psiquiatría de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sídney, Australia.

La encuesta original fue realizada de 1984 – 1986. En ese periodo, los participantes (que tenían una edad promedio de unos 45 años) se sometieron a exámenes físicos, y llenaron formatos sobre el estilo de vida. También se realizaron evaluaciones de la salud física y mental. Los investigadores noruegos realizaron una encuesta de seguimiento entre 1995 – 1997 a aproximadamente dos terceras partes de los participantes originales.

Aproximadamente el 7% de aquellos a los que se hizo un seguimiento en 1997 habían desarrollado depresión, mientras que el 9% habían desarrollado niveles clínicos de ansiedad, mostraron los hallazgos.

El ejercicio no pareció tener ningún impacto en el riesgo de ansiedad. Pero los investigadores encontraron que, independientemente del sexo o la intensidad de la actividad, hacer ejercicio regularmente durante al menos una hora a la semana se asoció con un riesgo más bajo de desarrollar depresión a lo largo del tiempo.

Los autores del estudio calcularon que aproximadamente el 12% de los casos de depresión podrían haberse prevenido si los que se habían deprimido hubieran realizado previamente una hora de actividad física a la semana de forma rutinaria. Sin embargo, hacer ejercicio más de dos horas a la semana no pareció reducir sustancialmente el riesgo de depresión.

Pero con respecto a cómo y por qué una cantidad mínima de ejercicio físico regular podría ayudar a proteger contra la depresión, el equipo del estudio escribió que “la mayor parte del efecto protector observado sigue sin tener una explicación”.

Fuente: http://ajp.psychiatryonline.org/doi/abs/10.1176/appi.ajp.2017.16111223

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: