Que tan seguros son los abortos

Que tan seguros son los abortos

El aborto es la interrupción espontánea o inducida del desarrollo del embrión durante el embarazo, cuando aún no ha alcanzado la madurez fetal para sobrevivir fuera del útero.
Casi la mitad de los 55.7 millones de abortos realizados en el mundo por año son inseguros, según un nuevo estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Instituto Guttmacher, quienes evaluaron los registros de 2010 – 2014, encontrando que en todo el mundo se hicieron alrededor de 55 millones de abortos al año, de los cuales anualmente unos 25 millones fueron inseguros y peligrosos, lo cual corresponde al 45% de todos los abortos, y los mayores índices se encuentran en África, Asia y América Latina.
Los abortos menos seguros se asociaron con unas tasas más altas de muerte materna, probablemente debido a complicaciones graves y unos sistemas de salud pobres, señalaron los investigadores.
Al analizar los registros de los abortos globales, el equipo de investigación consideró que un 55% de todas las interrupciones del embarazo entre 2010 y 2014 fueron “seguras”. Eso significa que se realizaron mediante un método recomendado por la OMS, hecha por una persona entrenada y en adecuadas condiciones operativas para el procedimiento.
La autora líder de la investigación, Dra. Bela Ganatra, científica de la OMS, informó “Las proporciones más altas de abortos seguros se observaron en los países con las leyes menos restrictivas, un alto desarrollo económico, e infraestructuras de salud bien desarrolladas, lo que sugiere que tanto el marco legal como el desarrollo general de un país tienen un rol en la seguridad de los abortos. Casi un 31% de todos los abortos (unos 17 millones) se clasificaron como “menos seguros”. Éstos incluían abortos realizados por un proveedor entrenado pero con un método anticuado, como un legrado con cureta, o un aborto realizado mediante un método seguro como el fármaco misoprostol, pero sin el respaldo de una persona capacitada. Unos 8 millones de abortos, o un 14%, se clasificaron como los “menos seguros”. Fueron realizados por una persona sin entrenamiento usando un método peligroso o invasivo, como la ingesta de sustancias cáusticas, la inserción de cuerpos extraños o el uso de “brebajes tradicionales”. “Nuestros hallazgos plantean la necesidad de garantizar el acceso a los abortos seguros hasta donde la ley lo permita, sobre todo en las regiones de ingresos bajos del mundo, y que se necesitan esfuerzos por reemplazar el uso de métodos inseguros por métodos seguros. Es necesario y urgente mejorar la educación en métodos anticonceptivos y aumentar la disponibilidad, accesibilidad y asequibilidad de los mismos y así reducir la incidencia de los embarazos accidentales, y por tanto de los abortos, pero es esencial combinar esta estrategia con intervenciones que garanticen el acceso a unos abortos seguros”.
Desde el 2006, en Colombia el aborto NO es penalizado en las siguientes circunstancias: 1) Cuando la continuación del embarazo constituya peligro para la vida o la salud de la mujer. 2) Cuando exista grave malformación del feto que haga inviable su vida. 3) Cuando el embarazo sea el resultado de una conducta debidamente denunciada, constitutiva de acceso carnal o acto sexual sin consentimiento, abusivo, incesto o de inseminación artificial o transferencia de óvulo fecundado no consentidas.
El aborto es una causa significativa de trastornos emocionales y mentales.

http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(17)32135-9/fulltext

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: