Influencia de las relaciones sentimentales en la adolescencia y adaptación social

Los adolescentes desarrollan sus capacidades sociales, su personalidad y su fortaleza emocional relacionándose con los demás, y las relaciones amorosas propias de la edad también influyen en este proceso.

Para el estudio se clasificaron la intensidad de las relaciones sentimentales en cuatro tipos, de acuerdo con la frecuencia de las citas, para esta clasificación se incluyeron estudiantes de 6°- 12° grado escolar y se clasificó en baja, media, alta, y muy alta.

El propósito de este estudio fue examinar si los estudiantes de 10° grado en el grupo de citas bajas diferían en las habilidades emocionales, interpersonales y adaptativas de los jóvenes en las otras trayectorias.

Se estudiaron 594 estudiantes de 10° grado, con los cuales se compararon los 4 grupos de citas, y usando calificaciones de maestros: Habilidades sociales, Liderazgo, Depresión, y auto-informes de los estudiantes (relaciones positivas con amigos, en el hogar y en la escuela; depresión, ideación suicida).

Los estudiantes en el grupo de citas bajas tuvieron calificaciones significativamente más altas de maestros de habilidades sociales y liderazgo, y calificaciones más bajas de depresión en comparación con los otros grupos. Los auto-informes de relaciones positivas no diferían según los grupos de citas. La depresión auto-informada fue significativamente menor en el grupo de citas bajas, pero las ideas suicidas no fueron diferentes.

Los adolescentes que no estaban en una relación romántica tenían buenas habilidades sociales y depresión baja, y les fue mejor o igual a sus compañeros con relaciones sentimentales.

Estos resultados refutan la noción de que los que no tienen fecha están desajustados. Las intervenciones de promoción de la salud en las escuelas deben incluir la no datación como una opción de desarrollo saludable.

Los resultados de este estudio también dejaron ver que los estudiantes que no habían tenido citas amorosas eran mejores en capacidades de liderazgo y en habilidades sociales, y tenían menos puntajes en depresión, en comparación con los que sí las habían tenido. Los resultados del trabajo indican que los jóvenes que no tienen sus primeras experiencias sentimentales entre los 15 – 17 años tienen el mismo desarrollo social, o incluso mejor, que los que sí las tienen, por lo que se refuta la idea de que aquellos que no tienen citas en la adolescencia tienen un peor desarrollo general.

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/josh.12818

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: